LOS EJERCICIOS PARA DEGLUCIÓN ATÍPICA MÁS EFICACES.

Los ejercicios de deglución atípica son aquellos ejercicios destinados a entrenar la musculatura lingual y faríngea para que el proceso de la deglución se haga correctamente.

¿Qué es la deglución atípica?

La deglución atípica es una disfunción en la deglución, es decir, algo tan sencillo como debería ser masticar y tragar, está alterado y provoca alteraciones dentofaciales y esqueléticas.

Dicho en palabras sencillas, una deglución atípica se produce cuando la lengua ejerce una presión contra los dientes al tragar saliva, líquidos y alimentos provocando así que la cavidad oral se deforme .

El sistema encargado de realizar la función de la deglución es el sistema estomatognático. Este sistema también es el encargado de realizar funciones tan importantes como la succión, la respiración, la masticación el habla etc

 

Gracias al Sistema Estomatognático se llevan a  cabo funciones que posibilitan la alimentación y la comunicación

Para realizar los ejercicios para la deglución atípica es necesario tener conocimientos de la anatomía y fisiología de este sistema.

El objetivo de los ejercicios para la deglución atípica es encontrar el posicionamiento y equilibrio muscular de la lengua para que esta pueda hacer un sellado palatogloso o un sellado con el paladar.

Para entender y aplicar los ejercicios más eficaces para rehabilitar una deglución atípica, es necesario en primer lugar que conozcamos las fases de la deglución y en cuál de ellas vamos a actuar.

FASES DE LA DEGLUCIÓN

La deglución es una acción y función automática en la que intervienen músculos de la respiración y del aparato estomatognático. En la deglución participan unos 30 músculos y 6 pares encefálicos.

Los niños degluten entre 600 y 1200 veces al día y, los adultos entre 2400 y 2600 veces al día. Imagina lo que supone que la fuerza de tu lengua esté empujando la arcada dentaria ese número de veces al día.

FASE DE PREPARACIÓN ORAL O ANTICIPATORIA

Esta fase es aquella en la que nos preparamos para introducir el alimento en la boca. En esta fase interviene la vista, el olfato y la segregación de saliva. ¿ A quién no se le ha hecho la boca agua ante un plato delicioso y bien presentado?. Haz un pequeño experimento, imagina que estas mordiendo el gajo de un limón ,¿ a que segregas saliva? pues esta es la encargada de ayudar a formar el bolo alimenticio en la masticación.

FASE ORAL

Esta es la más importante para rehabilitar una deglución atípica y en la que vamos a practicas los ejercicios más eficaces para la deglución atípica.

En la fase oral introducimos el alimento en la boca y se lleva a cabo la masticación, un acto muy importante en la deglución atípica puesto que suele estar alterado y, el movimiento correcto de rotación , es sustituido por un movimiento de machacado del alimento sin utilizar los músculos necesarios para la formación del bolo alimenticio.

La producción de saliva, los movimientos linguales y de rotación de la mandíbula, junto con la acción del músculo bucinador ( entre otros) ayudan a fragmentar la comida y a transformarlo en lo que llamamos bolo alimenticio.

En esta fase los más importante es que exista la presencia de una sellado labial o cierre completo de los labios, una oclusión dental y un sellado de la lengua contra el paladar o sellado palatogloso.

EL BOLO ALIMENTICIO

El bolo debe tener unas características concretas de forma, textura ,consistencia y posicionamiento dentro de la cavidad oral para que la lengua pueda controlarlo y lo dirija hacia el final de la boca o istmo de las fauces.

Cuando el bolo se sitúa al final de la lengua, esta se eleva cerrando junto con el velo del paladar la vía aérea para que no se vaya por la nariz y provocando el reflejo deglutorio.

En los casos de deglución atípica el paciente no es capaz de formar ni texturizar un bolo por lo que el alimento permanece “desperdigado” por la parte anterior del vestíbulo oral o boca.

Si tienes la comida esparcida y al principio de la boca es imposible desencadenar el reflejo deglutorio por lo que el paciente opta por hacer un arrastre con la lengua y los dientes de la comida hacia el final de la lengua. Provocando así una presión de empuje hacia las arcadas.

En esta fase de la deglución es muy importante el sellado o cierre labial por lo que en aquellos pacientes en los que la mordida este abierta y no puedan realizar este sellado labial, les será muy muy difícil poder hacer una deglución correcta.

Con los ejercicios más eficaces para la deglución atípica vamos a conseguir que en esta fase tan importante de la deglución, nuestra musculatura sea competente para poder hacer el sellado de la lengua y el paladar que necesitamos.

LA LENGUA: DÓNDE PONERLA EN UNA DEGLUCIÓN

Para poder desencadenar ese reflejo deglutorio sin empujar los dientes, es necesario que la lengua “selle” el paladar cerrando la vía aérea.

Podrás entender este sellado palatogloso si haces un par de ejercicios de toma de conciencia. Pon la lengua como si fueras a decir el sonido de una /n/ , sería algo así NNNNNNNNNN. En ese sonido el aire sale por la nariz y aunque quieras coger aire por la boca a la vez, te será imposible si lo estás haciendo correctamente.

 

Lo mismo mismo ocurre con el sonido de la letra /ll/ o /ñ/ . Al ser letras que para articularlas la lengua se pega al paladar cerrando la entrada de aire por la boca no ayudan a entender dónde debe colocarse la lengua durante la deglución.

Hacer un buen cierre y sello de la lengua contra el paladar es nuestro objetivo con los ejercicios de deglución atípica más eficaces.

Algunos fonemas que nos ayudan al sellado palatogloso

 

Otro ejercicio muy eficaz para que entiendas el sellado palatogloso y por tanto el movimiento de cierre que la lengua tiene que hacer contra el paladar es que pronuncies el sonido de estas letras.

/P/-/L/-/Ñ/-/K/

¡Ojo! sólo debes pronunciar el sonido, no decir su nombre

/p/ En el sonido de la letra p hago un cierre de los labios. Primer paso de la deglución.

/l/ El sonido de la ele me ayudará a colocar la punta de la lengua en las rugas palatinas o rugosidades justo detrás de los dientes. Primer paso del sellado de la lengua con el paladar

/ñ/ Con el sonido de la /ñ/ percibirás que la parte centra de tu lengua se pega o adosa al paladar

/k/ y por último con el sonido de la /k/ sentirás como sube la parte final de la lengua que es la que provocará el reflejo deglutorio.

 

Con estas sencillas letras o fonemas (sonidos de las letras) queremos indicarte el punto de posición correcta para hacer un sellado palatogloso.

Imagina la lengua como el movimiento de un remo dónde se produce un pequeño posicionamiento hacia delante ( punta de la lengua en rugas palatinas) para después coger fuerza hacia arriba ( cierre de la vía aérea) y la mayor fuerza hacia atrás ( se desencadena el reflejo deglutorio).

LA MASTICACIÓN, FUNDAMENTAL PARA CORREGIR TU DEGLUCIÓN ATÍPICA

Otro aspecto esencial para poder realizar una deglución correcta es que hagas una buena masticación.

Cuando masticas todo un sistema se pone en funcionamiento buscando un equilibrio en la deglución.

La masticación en una deglución atípica está alterada en la mayoría de los caso y, en vez de realizar movimientos de rotación, el paciente realiza movimiento de machacado del alimento por lo que ni será capaz de fragmentar adecuadamente el alimento para formar el bolo alimenticio ni permitirá que otros músculos intervengan en la función de recogida del alimento del vestíbulo oral.

Así que recuerda, mastica bien porque es fundamental para la formación del bolo alimenticio.

MÚSCULO BUCINADOR

 

El músculo bucinador es un músculo que se encuentra en la mejilla.

Es el músculo que te permite silbar, soplar, succionar, tocar instrumentos y, lo más importante en la deglución atípica, acomodar los alimentos en las caras oclusales de los dientes posteriores para que puedas masticarlos.

Como puedes apreciar en la foto, su situación es clave en la deglución.

Cuando masticamos, el movimiento de rotación provoca que el alimento caiga en la cara interna de las mejillas y es el bucinador el que lo “hacer rebotar” nuevamente a las muelas que, junto con el movimiento lingual también de rotación, lo lleva a lado contralateral y vuelve a iniciarse el proceso.

Para que puedas entenderlo fácilmente, puedes imaginar que el bolo alimenticio es una pelota de tenis y que los músculos bucinador son los tenistas que devuelven la pelota una y otra vez.

De esta forma el bolo puede formarse sin quedar restos en las mejillas y realiza una pequeña succión que lo lleva al final de la lengua para poder así formare ya el reflejo de la deglución que impulsará el bolo hacia el esófago.

Una vez comprendido el proceso de la deglución te invitamos a ver qué es lo que hace un paciente con deglución atípica. Lee nuestro blog formas anómalas de deglutir

FASE OROFARÍNGEA

En esta fase de la deglución el bolo debe ser trasportado desde la faringe hasta el esófago pero para eso la vía aérea se debe cerrar.

El velo del paladar ( dónde se sitúa la campanilla) se cierra para que la comida no se vaya por la nariz y es entonces cuándo se desencadena el reflejo deglutorio, elevándose la laringe y cerrando la vía aérea mediante una pequeña “tapa” llamada epíglotis y el cierre del as cuerdas vocales.

 

FASE FARÍNGEA

En esta fase se contraen los músculos de la faringe para llevar el bolo hacia el esófago y se abre una “puerta” o esfínter esofágico.

En esta fase no se interviene ni se practican ejercicios en casos de deglución atípica.

FASE ESOFÁGICA

Las contracciones peristálticas conducen el bolo por el esófago hacia el estómago dónde iniciará el proceso digestivo.

 

Una vez entendidas las fase de la deglución y cuáles son las estructuras que debemos rehabilitar, os dejamos los ejercicios más eficaces para rehabilitar una deglución atípica.

 

A) EJERICIOS MÁS EFICACES PARA LA REEDUCACIÓN DE LA LENGUA

Hay que dotar a la lengua de fuerza y posicionarla dentro de la cavidad oral

1.- Pon fuertes los músculos intrínsecos y extrínsecos linguales afilando la lengua y dejándola ancha o flácida

2.- Presiona la lengua contra el paladar con fuerza sin que se “salga” de la arcada dentaria.

3.- Baja la parte posterior de la lengua como si mantuvieses un bostezo reprimido muy exagerado.

4.- Pon la boca muy hueca y aguanta varios segundos.

5.- Traga un poquito de agua pinzando la punta de la lengua con los dientes y ejerciendo la presión o fuerza en el postdorso lingual al tragar .

7.- Sella la lengua contra el paladar y abre y cierra la boca sin despegar la lengua. Debemos “desanclar” el movimiento mandibular del lingual.

8.- Se consciente de que al adosar la lengua contra el paladar no puede entrar el aire por la boca.

9.- Coloca el ápice lingual o punta de la lengua el las rugas palatinas, esas rugosidades justo detrás de los incisivos superiores.

10.- Presiona la lengua durante varios segundos contra un depresor situado a la altura de la boca.

Programa de Tratamiento Infantil BlaClinic. Deglución Atípica

 

B ) EJERICIOS MÁS EFICACIES PARA LA MASTICACIÓN

Recuerda que la masticación debe ser bilateral y en rotación.

1.- Mastica un tubo de goma por varias veces por el lado derecho y después por el izquierdo

2.- Mastica dos tubos de goma colocados a derecha e izquierda a la vez notando como el músculo masetero y temporal se contraen.

3.- Lateraliza la mandíbula a izquierda y derecha

4.- Cambia de lado el alimento al masticar

5.- Muerde suavemente el labio de arriba y el de abajo

6.- Muerde ligeramente la comisura izquierda y derecha

7.- Mastica el alimento tomando conciencia de que el movimiento mandibular es de rotación y no de machacado

C) EJERCICIOS MÁS EFICACES PARA EL MÚSCULO BUCINADOR

El músculo bucinador es el encargado de estrechar la cavidad oral para controlar el bolo dentro del vestíbulo oral. Durante la masticación ejerce un  movimiento de “rebote” del alimento hacia el centro de la lengua.

Su función es esencial para formar y posicionar eficazmente el bolo alimenticio

1.- Movimiento de succión hundiendo “los mofletes”.

2.- Inflar los mofletes

3.- Inflar y succión del bucinador

4.- Sostener varios segundos la mímica facial en posición de /u/

5.- Proyección labial exagerada

6.- Realizar soplos cortos y fuertes sin inflar los mofletes

Programa de Tratamiento para Adultos BlaClinic .Deglución Atípica

 

 

D) EJERICIOS MÁS EFICACES PARA LA TONICIDAD LABIAL

Que haya un sellado o cierre labial durante la masticación es fundamental para la deglución y la respiración.

1.- Apretar los labios uno contra el otro

2.- Con la mandíbula ligeramente abierta, cambiar la posición labial de /a/-/o/ -/u/

3.- Ejercer presión de los labios contra un depresor.

4.- Realizar masajes en el orbicular de los labios

 

Estos ejercicios propuestos son algunos de los que se pueden realizar en casa y son siempre a modo orientativo. Un paciente que no haya sido valorado y diagnosticado por un logopeda no podrá restaurar una correcta deglución puesto que no tiene los conocimientos sobre fisiología ni anatomía necesarios.

Conocer la anatomía, fisiología, tipo y eficacia de la contracción muscular junto con el control y seguimiento del paciente, es el trabajo que un logopeda profesional debe supervisar en cada momento.

A pesar de que lo ejercicios puedan resultar fáciles a simple vista, siempre deben ser supervisados por un profesional cualificado y titulado, de lo contrario pueden ser contraproducentes para nuestra salud.

No realices estos ejercicios en casa por tu cuenta sin consultar a un profesional que en función de tu caso en concreto y tu anatomofisiología propia te establecerá un plan de actuación para la corrección de la deglución atípica.

 

www.blaclinic.com