EJERCICIOS Y TRUCOS PARA ARTICULAR MEJOR

Una buena articulación y dicción hará que se te entienda mejor, que comuniques mejor y que por tanto enamores a tu audiencia.

A continuación os dejamos unos truquitos  muy muy útiles. Tendrás que practicar un poco hasta aplicarlos sin pensar en tu forma de hablar pero te aseguramos que ¡funcionan de maravilla!

¡ A POR ELLOS!

Y si tienes dudas recuerda que puedes  hacernos una consulta gratuita en Tu Logopeda Responde

Si te interesa aprender más acerca de cómo mejorar tu  articulación y dicción consulta nuestro Programa de Tratamiento Hablo y Me entienden   

 

 

 

1.-PROYECTA TU VOZ 

  • Adecúate a la distancia de tu audiencia

2.- PRONUNCIA T-D-C-Z 

    • Enfatiza y esfuérzate en pronunciar las letras dentales e interdentales /t/-/d/-/c/-/z/. Ganarás en claridad.
    • Estás consonantes son importantísimas en un discurso oral
    • Pronuncia las /s/

3.-ENTONA, EXPRESA. DA MELODÍA A TU VOZ 

    • La prosodia o entonación en la voz es clave para poder transmitir tu mensaje con claridad.
    • Enfatiza las últimas palabras de tu frase.
    • Cuando hablamos las frases son más cortas que en un discurso escrito. Escribe tu discurso para que sea hablado. Utiliza frases más cortas.

4.- PRONUNCIA TODAS LAS VOCALES 

    • Haz las sinalefas.
    • Si una palabra termina en vocal y la siguiente empieza en vocal, articúlalas todas. No te las comas. Ej. “Camina a Albacete”
    • Enlaza todas las vocales como si fueran un contínuo
    • Las vocales /a/-/o/-/u/ pronúncialas muy redondeadas en tu boca.

5.- MASTICA LAS PALABRAS

    • Termina las palabras hasta el final.
    • La última sílaba debe sonar igual de fuerte que la primera.
    • No dejes que tu voz decaiga al final de la frase.
    • Acompaña el movimiento de tu boca a tu pensamiento.
    • Mastica las palabras.

6.- MUEVE TU MANDÍBULA

    • La persona que tienes enfrente debe ver como tu lengua se mueve mientras hablas.
    • No hables entre dientes.

LA ARTICULACIÓN DEPENDE DE TU VOZ, MUSCULATURA Y AGILIDAD.

¡ENTRÉNALA!