deglucionatipicareeducarlalengua

EJERCICIOS DEGLUCIÓN ATÍPICA. CÓMO REEDUCAR LA LENGUA

En este artículo os  vamos a dar una serie de pautas y ejercicios para reeducar la lengua, es decir ejercicios para corregir la deglución atípica.

¿Qué es la Deglución atípica?

La Deglución atípica o también llamada deglución infantil, es una forma de deglutir anómala que se da tanto en niños como en adultos.

Como bien su nombre indica se llama deglución infantil porque es la persistencia en el tiempo de una deglución que hacemos antes de salir los dientes de leche.

Si observamos a un bebé deglutir o comer, veremos como asoma su lengua para machacar el alimento y empujarlo hacia la orofaringe o final de la boca para desencadenar el reflejo deglutorio.

Cuando salen los dientes de leche éstos conforman una barrera para que la lengua se empiece a ubicar en la cavidad oral. De esta forma, con un sellado labial, una masticación adecuada y el propio desarrollo del dentofacial y esquelético del niño/a van instaurando la deglución correcta o adecuada.

¿Qué ocurre cuando no trago bien?

Si por alguna causa que puede ser estructural, orgánica o defensiva persiste el hábito de masticar y tragar como un bebé, nuestra propia lengua va alterando todo el esqueleto facial y dental puesto que empuja los incisivos para poder llevar a cabo el acto de la deglución.

Es por esto que muchos adultos no lo saben y siguen teniendo una deglución infantil o atípica mantenida hasta la vida adulta y que ha deformado totalmente sus dientes y su fenotipo facial o forma de la cara.

Toda la musculatura oral y faríngea que interviene en el acto de la deglución se altera,los músculos se vuelven laxos y la lengua adopta una posición inadecuada en la cavidad oral.

¿Cómo puedo saber si tengo deglución atípica?

Anteriormente ya hablamos de las manifestaciones clínicas de un paciente con deglución atípica pero en esta ocasión vamos a ser menos técnicos y daros un truquito para detectarla

Por desgracia cuando acudís al logopeda es porque vuestro ortodoncista os ha advertido. Es decir que normalmente acudís al ortodoncista porque hay una parte estética de vuestra boca que no os gusta y por lo tanto queréis poneros ortodoncia.

Es muy importante que acudáis a un ortodoncista ya que  es el especialista dentro de la odontología que se encarga de corregir las maloclusiones. Es decir, es más improbable que vuestro dentista habitual pueda detectar una deglución atípica.

Para saber si tienes deglución atípica debes observar cómo deglutes, no sólo la comida sino también la saliva.

Si percibes que para poder tragar tienes que sacar la la lengua hacia el exterior de la boca es  muy probable que tengas una deglución atípica.

Igualmente algunos pacientes relatan dolor o molestia en los incisivos superiores al levantarse por haber estado haciendo empujes linguales durante la noche.

También puedes percibir que tus dientes se han inclinado hacia delante o que entre los incisivos superiores en inferiores hay un “agujero” o están muy separados. Esto es lo que llamamos una mordida abierta.

Todas estas características pueden observarse tanto en niños como en adultos.

Existen muchas otras características para hacer un diagnóstico fiable pero son más técnicas y sólo observables por un logopeda especializado.

Para saber si tú mismo o tu hijo/a tenéis deglución atípica os sirve lo que anteriormente os hemos explicado y además os vamos a decir un truco o experimento para que lo compruebes. ¡Es muy fácil ya verás!

El truco para saber si tengo deglución atípica

Introduce un poco de agua en tu boca y mantenla. Sepárate con dos dedos los labios e intenta tragar con los labios “pellizcados” sin que contacten en el momento de tragar.

El 95% de los pacientes que sufren deglución atípica no son capaces de tragar sin la ayuda de los labios.

Puedes leer nuestros anteriores blogs para saber un poco más

QUÉ ES LA DEGLUCIÓN ATÍPICA

DEGLUCIÓN  NORMAL. CÓMO DEBERÍAMOS COMER

FORMAS ANÓMALAS DE DEGLUTIR

 

deglucion-atipica-reeducar-la-lengua

 

REEDUCAR LA LENGUA

 

El objetivo de la deglución atípica es corregir esas formas de deglutir que habréis leído en el artículo.

Para ello en primer lugar hay que hacer una evaluación de los músculos que intervienen en la deglución, de la posición que adopta la lengua en la boca, del espacio orofaríngeo que tenemos, del esqueleto facial, de la oclusión etc

Una vez el logopeda ha hecho la evaluación de diagnóstico el objetivo principal es reeducar la lengua.

Esto que parece muy sencillo no lo es tanto.

Primero hemos de tonificar la musculatura implicada para poder “adaptar” la lengua al espacio orofaríngeo y bucal que tenemos único en cada paciente con el fin de que no haya un  arrastre en la deglución y se produzca un sellado palatogloso (del paladar con la lengua).

Ejercicios para la deglución atípica y reeducación de la lengua.

A continuación os daremos unos ejercicios para reeducar la deglución atípica.

Recuerda que estos ejercicios sin la ayuda de un logopeda es difícil que puedan ser efectivos puesto que,al igual que cuando vamos al gimnasio nos tienen que cambiar las tablas para que el músculo nos e acostumbre, con la musculatura de la boca pasa ídem de  lo mismo.

Lo ejercicios para corregir la deglución atípica han de adaptarse a cada paciente y a la evaluación del tratamiento para que sean eficaces.

También contamos con técnicas de electroestimulación para avanzar más rápido. Un factor añadido importante también es corregir el hábito, es decir, enseñar al cerebro nuevamente a hacer una deglución adecuada.

Ejercicios para deglución atípica

Para corregir con ejercicios en una deglución atípica hay que trabajar principalmente estos grupos de músculos:

 

  1. LINGUALES (Intrínsecos y extrínsecos)
  2. BUCINADOR (músculo de los mofletes)
  3. LABIAL (para que podamos cerrar los labios con facilidad, sellado labial)
  4. MÚSCULOS DE LA MASTICACIÓN (maseteros y temporal) 
  5. MÚSCULOS FARÍNGEOS CON ELEVACIÓN Y DESCENSO DE LA LARINGE (para buscarle “hueco a la lengua” en su boca y se coloque bien en reposo y abrir la vía aérea ya que la lengua va “unida” a la laringe o garganta)

Aquí podéis ver un vídeo de músculos de la lengua 

 2 EJERCICIOS PARA CADA GRUPO MUSCULAR. DEGLUCIÓN ATÍPICA

Realizar los ejercicios lentamente,notando como trabajan los músculos implicados.Si se hacen deprisa o mal no son efectivos.

LINGUALES INTRÍNSECOS ( la lengua propiamente dicha).

– Sostener la lengua fina sacándola de la boca y sin rozar los dientes. Repeticiones 3 bloques de 15 veces

– Como si lamiéramos un helado hacia arriba (depresor o similar) sin rozar los dientes. Repeticiones 3 bloques de 15 veces

 

 MÚSCULOS EXTRÍNSECOS . Estos músculos propulsan, retraen, deprimen, elevan la lengua etc

– Adosar la lengua al paladar de manera que no pueda respirar más que por la nariz en ese momento abriendo y cerrando la boca sin despegar la lengua. Repeticiones 3 bloques de 15 veces

 

– Chasquido. Presión de la lengua contra el paladar sonando.Es importante que suene más agudo que grave.Si suena más grave es que estamos haciendo el adosamiento con la punta de la lengua y el ejercicio no es eficaz. Repeticiones 3 bloques de 15 veces

 

– Protusión lingual (sacar la lengua) y hundirla todo lo que pueda viéndose la campanilla.

Repeticiones 3 bloques de 15 veces

 

-Sacar la lengua y meterla de manera que notemos cómo la laringe (garganta) sube y baja (le llamamos el ascensor para  entenderlo fácilemente). La laringe está a la altura de la nuez. Durante la deglución asciende para cerrar la vía aérea y luego desciende. Que notéis que su “nuez” sube y baja

BUCINADOR (músculo que desplaza la comida o bolo hacia la lengua para su posterior deglución)

– Proyectar los labios como si diéramos un beso aguantado 15 sg .Repeticiones 3 bloques de 15 veces

– Inflar los mofletes y succionarlos .Repeticiones 3 bloques de 15 veces

 

MÚSCULO LABIAL. ORBICULAR DE LOS LABIOS

– Estirar el labio superior por fuera (como haciendo masaje hacia las comisuras) hacia los lados 3 x 15.

-Apretar los labios (sin dientes) fuertes.

 

MÚSCULOS DE LA MASTICACIÓN

-Masticar la comida delante de un espejo haciendo movimientos de rotaciones.

 

-Dibujar una “O” con la mandíbula

Repeticiones 2 bloques de 7 veces

 

Durante las masticación intervienen los músculos masetero (en la mandíbula)  y temporal  en la sien y bucinador (mofletes). Es necesario que haya un movimiento de rotación y no sólo que machaque el alimento.ver

 

-Cambiar de lado de la boca un chupachups. Simula el movimiento de desplazamiento del bolo alimenticio en el interior del vestíbulo oral.

El músculo bucinador y la lengua forman y desplazan el bolo alimenticio hacia el postdorso lingual (final de la lengua) para desencadenar el reflejo de la deglución.

 

MÚSCULOS FARÍNGEOS Y VELOFARÍNGEOS. ISTMO DE LAS FAUCES

 

– Poner boca de bostezo. Forzar un bostezo. Repeticiones 3 bloques de 15 veces

 

– Succión de jeringa. La jeringa debe estar introducida unos 2-3 cm en la boca no sólo el pitorrito.

Repeticiones 3 bloques de 15 veces

-Sacar la lengua y meterla de manera que notemos cómo la laringe (garganta) sube y baja (le llamamos el ascensor para que lo entiendan) 3×15

¿Y dónde pongo mi lengua al tragar?

Una vez corregida la musculatura, la lengua va a ir empezando a asentarse de forma adecuada en la cavidad oral y la punta o ápice de la lengua se apoyará en las rugas palatinas.

Es fundamental que durante la deglución no se haga  un arrastre del bolo alimenticio.

Es de suma importancia  que se produzca un sellado de la lengua contra el paladar.Esto quiere decir que la lengua no está en punta. Este error es muy común entre los pacientes y hace que la deglución no sea efectiva.

DEBE ESTAR CÓMODAMENTE RELAJADA Y APOYADA EN LAS RUGAS PALATINAS PERO NUNCA EN PUNTA.SELLANDO CON LA LENGUA EL PALADAR.

SI LA SELLAS BIEN NOTARÁS QUE NO PUEDES RESPIRAR POR LA BOCA AUNQUE QUIERAS.

 

Puedes venir a vernos sin compromiso y resolver todas tus dudas. ¡Solicita tu cita!