¿Qué hacer si mi hijo/a tartamudea?

En torno a los dos años y medio de edad se produce la explosión del lenguaje ,es decir, ya debemos notar que nuestros hijos son capaces de contarnos pequeñas historias, que narran y construyen frases complejas con bastante facilidad. En esta etapa de desarrollo del lenguaje podemos percibir que nuestros hijos tartamudean un poco.

¿Cómo diferenciar una tartamudez evolutiva de una tartamudez infantil?

Podemos pensar a priori que pueda ser una disfemia evolutiva, es decir una tartamudez que desaparecerá por sí sola una vez el niño haya consolidado el lenguaje. Seguramente acudamos al pediatra o lepreguntemos a su profesor y nos digan que esperemos que eso se le pasará. Debemos conocer por tanto, qué indicios nos deben alertar para poder diferenciar lo que es una disfemia evolutiva de una tartamudez infantil. Es esencial en el caso de que veamos este tipo de señales, que vuestro hijo empiece una rehabilitación logopédica temprana porque una tartamudez no tratada puede condicionar toda la vida y relaciones sociales de vuestros hijos.

¿Cuándo debo acudir por tanto a un logopeda ?¿Cuándo alertarme?

 Debemos tener en cuenta las siguientes señales :

Si hay antecedentes familiares

Si aparece en torno a los 2,5  a 7 años y persiste más de 14 meses

Si son intermitentes, es decir, tiene periodos mejor y otros peor

Si las disfluencias se producen en sílabas

Si hacen prolongaciones o bloqueos

Si se aprecia una fuerza evidente

Si existen movimientos asociados como tics oculares, esfuerzo en los labios o cuello etc

Si el niño  evita a hablar con personas o en ciertas situaciones

 

¿Cuándo podemos hablar de una disfemia evolutiva que tenderá a desaparecer y por tanto no es necesario acudir a un logopeda?

La edad de aparición es en torno a 2,5 a 5 años

El episodio dura entre semanas y pocos meses

Tienden a remitir y desaparecer

Repiten frases enteras, palabras o sílabas

NO hay tensión al hablar

Su disfluencia no le provoca evitaciones en situaciones o hablando con personas

No hay movimientos asociados de tensión

 

No esperéis a empezar a tratar a vuestro pequeño si veis esos indicios de tartamudez. Los profesionales que nos dedicamos a esto conocemos las consecuencias y sabemos de la importancia de una intervención temprana.

Más información

En caso de que tengáis dudas no dudéis en consultarnos y os explicaremos todo lo que necesitéis.

Pide una cita sin compromiso