Hola, me llamo Carmen y soy logopeda en Bla clinic. Elegí esta profesión por muchos motivos, sobre todo personales. Creo que es algo vocacional. Imagina por un instante que sentirías si no pudieses hablar, comunicarte con los tuyos o tuvieses afectada una función tan vital como el alimentarte. Estoy segura que no podrías pasar ni un solo día sin alguna de ellas… Cada una de ellas, son funciones muy importantes y se encuentran afectadas en más personas de las que creemos. A raíz de estas necesidades nace la logopedia.

Las personas que no pueden comunicarse debido a distintas causas, pueden llegar a sufrir bastante por no poder expresar sus deseos, necesidades o miedos.

El lenguaje, la comunicación es lo que nos hace humanos y nos permite avanzar.

Para mí, ser logopeda significa tener la suerte de poder acompañar y ayudar a las personas en este proceso para contribuir a su comunicación y en su calidad de vida, así como a la de sus familias. Necesitan cariño, sentirse comprendidos y apoyados en momentos que no son nada fáciles para ninguno. Creo que no hay trabajo más gratificante que el de poder ayudar a las personas y que tu mayor recompensa sea ver sus progresos en todas las áreas de su vida, en las que antes un problema les estaba condicionando.

Todos tenemos derecho a comunicarnos y nosotros como profesionales tenemos que formar parte de este proceso por el bienestar de estas personas. El éxito de la terapia radica aquí, en saber entender las necesidades personales de cada uno y adaptarnos a ellas.